4.5.09

CON.MAR.PU. SANTIAGO DEL ESTERO 2009

Por el Sr. Camacho
Postal de "Con.Mar.Pu..." por Flor De Lorenzi.


Una cama de dos plazas. Sábanas alborotadas. Reposan vestigios de partuza en forma de botellas y cotillón surtido. Dos cuerpos se arremolinan.

Carne amodorrada que asoma y tras una mata de pelo una chica con claros signos de resaca mira desconcertada su hábitat con música de dimensiones desconocidas.
Mira asustada al otro cuerpo humano a su lado que surge del 100% algodón.
Es otra chica. Rimmel corrido, rouge desparejo.
Las chicas se miran, se tapan con vergüenza. Desde afuera, como coincidencia o no, alguien silba con galantería.
Una banana de cotillón deambula por las sábanas.
“¿Cómo era que te llamabas?”
“Gutiérrez” , dice la segunda. “¿Vos?”
“Franchi”

“¿Vos y yo….?”, la sospecha en forma de pregunta queda flotando en el aire. Como respuesta Franchi se frota la lengua con la mano repetidas veces.

A Gutiérrez no le importa demasiado, pero Franchi está muy conflictuada porque no recuerda nada en absoluto.

“Hasta los Bee Gees me acuerdo”

De pronto, de detrás de la cama se levanta un hombre en exacto mismo estado de sábana envuelta.

“Me parece que me caí de la cama. Permiso”. Y se mete en el lecho entre ambas. El tercero del trío es Luque. Tose mucho y se acalambra.
Parece que son las once de la noche y el culpable de todo es algún tipo de gin barato que sorbieron en demasía.

Gutiérrez mira con desconfianza el cuerpo semidesnudo de Luque.

“Cuántos lunares tiene… ¿está sano, usted?”

Franchi pregunta por su ropa a lo que es informada textualmente de que voló en un momento candente de la noche cuyo detonante fueron las armonías seductoras de los hermanos Gibb. How deep is your love, seguramente.

“Es la última vez que vengo a un Con.Mar.Pu.”. Sigla que resulta ser del Congreso de Martilleros Públicos, evento que se realiza anualmente y donde inferimos que corre mucho alcohol y del barato.
El trío no reconoce la habitación y al buscar sus vestimentas sólo encuentran una valija portadora de insólitos ropajes.
Luque llama a conserjería para enterarse de que no se encuentran en el Hotel Sheraton que los cobijó conscientes sino en un tal Covadonga Hotel y en la habitación de un fulano de tal desconocido.

“¿Le suena Con.Mar.Pu. 2009?”

Cómo llegaron hasta allí, es una intriga que tal vez jamás se devele.

Franchi sigue confusa en alta graduación y experimenta dolores en una de sus pierna y cuando pregunta qué le pasó es puesta al tanto escuetamente:

“Desconó”

Se pone un pintoresco salto de cama encontrado en la valija y salta de la cama hasta la toilette.

Acá se arma. Gutiérrez y Luque comienzan a discutir sobre lo que sucedió e intuimos que algo turbio y lúbrico pasó en esa habitación de hotel.

Sin vueltas, parece que entre ambos le dieron a Franchi ´pá que tenga.

Él parece arrepentido y se quiere ir porque le remuerde la conciencia por lo que le remordió a Franchi durante la noche de descontrol carnal.
La susodicha ha sido sometida a gimnásticas posiciones.
Regresa la desmemoriada y dice:
“Quiero saber la verdad. Me revisé. Yo sabía que había pasado algo”

Luque se pone los pantalones simbólicamente y dice a Gutiérrez que o le cuenta ella o le cuenta él.
Comienzan con el relato de lo acontecido la desenfrenada y etílica noche entre contradicciones evidentes y diferencias de conceptos, mientras el desarrollo sonoro dialéctico-melódico con la música incidental se desparrama por el éter.
Ni que estuviera ensayado.
El tema va como por un embudo acerca de las relaciones sexuales no consentidas.

“Te violamos, mamita”, esclarece pero oscurece Luque.
“Ejercimos un poco de presión”, aliviana sin fortuna Gutiérrez.

En crudo punteo él dice que le pusieron valium en su bebida mientras la otra se desquicia y grita que es mentira; él dice que se quiere hacer cargo y que va a llamar a la policía mientras la otra le salta y lo trepa; él la agarra del cuello y amenaza colisionarla con el aparato telefónico mientras a ella se le bajan las revoluciones.
Luque marca, habla con conserjería y pide con la policía. Luego mantiene un diálogo de tónica arrepentida. Gutiérrez le arrebata el aparato y comprueba:

“No estabas hablando con nadie. Sos un asco”

Luego marca un número mientras Luque ilumina expresionistamente todo con la luz portátil.
Diálogo al fono:

“Hola. Ya estamos con el cierre del Con.Mar.Pu……Yo te extrañé mucho….¿Los chicos?”
Aquí hace un aparte y le dice al dúo que la mira impasible
“Lo único que no les voy a perdonar es de no acordarme de nada”
Y retoma el diálogo con su interlocutor.
“Chau, mi amor. Besos a los chicos…..”
Mucho silencio.
Y les dedica una última frase a al pareja semidesnuda que aún la observa desde las sábanas.
“Si alguien pregunta, a la pierna me la doblé bajando la escalera”

Se va.
Se los come la penumbra de Covadonga Hotel.

Se revolcaron con ternura y cuidado Angelini, Di Cienzo y Rodríguez.

Lo Minúsculo: Rodríguez semidesnudo esperando desde las 22 hasta las 23 hs metido atrás de la cama escenográfica mientras ingresaba el público.

Lo Inesperable: La primera inclusión de carne humana al descubierto y la absorción del los compromisos físicos de los actores como el dedo fisurado del masculino o la rodilla desencajada de Angelini.

Trivia: “A una se le vio un poco la bombacha rosada y a la otra un seno curioso”, un espectador sobre las piruetas de las femeninas.

Calificación: Para que los que quieren abusar sin maldad de alguna amiguita o amiguito lo piensen un poco antes. O para no comprar gin barato, no sé. Saquen sus propias conclusiones, son grandes.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que este es el minusculo que mas me gusto de todos los que vi. los felicito, a todos, por el gran talento que tienen.
mario tome

ignacio dijo...

ahora si...que buen minusculo señores!

Iris dijo...

estimadisimo sr camacho. podria levemente informarme, si es posible, sobre si la obra estara algo apta para la minuscula espectadora pues insiste en ir y mas alla de su madurez, no quiero exponerla a cosas que no corresponden a su edad pues vive maravillosamente su niñez.

iris dijo...

nos gustaron muchisimo los ultimos minusculos.los de los curas y la publicidad, supremo!

iris dijo...

alguien me puede explicar la publicidad del papel protagonizada por su colega Xavier del Barco?

MOMO EL VISIONARIO dijo...

IRIS. la cosa es asi. yo agarro un papel y lo tiro... estoy "despediciando papel" y al misma vez una enfermera. ¿Por que es esto? Por que lo recaudado de la recolección del papel se otorga al hospital infantil. Asi de complejo es. Aclaro: A mi tambien me costo entenderlela cuando la actue.

Camacho dijo...

Vale aclarar y para resaltar su labor humanitaria, que por la campaña el susodicho no cobró ni un solo centavo. Ni siquiera por su rauda emisión en canales no locales sin previo aviso. Para que veamos que el arte sí sirve aunque al tipo que mete el cuerpo 6 horas para filmar un spot no le modifique su cuenta bancaria. Pero por lo menos le asegura, para cuando el telón haya bajado, un cómodo monoambiente junto a nuestro Señor Stanislasvky.

CRÍTICO OUTSIDER dijo...

CRITICA DE UNA OBRA QUE SOLO VI LOS ÚLTIMOS 10 MINUTOS.
"El telòn ya estaba abierto y los actores ya estaban calientes. Simplemente yo abrì la puerta y estaban ellos. Fue como entrar a tu casa y encontrar a tu mujer no solo con un hombre si no con otra mujer. (Cosa que dejaría las cosas parejas: 2 y 2, pero eso no viene al caso). Esos cuerpos semidesnudos en escena pero totalmente desnudos en mi mente perversa. La energía que se emanaba de escena era tan sugerente, que si nos hubiesemos ubicado en otrora época donde el lsd y la revolución intelectual estaba en boca de todos, nos habriamos revolcados todos juntos en una gran partuza escénica. Pero no todo es color de rosa. Llegan las lagrimas, las sugerencias violentas de una hombre que planea reventar la cabeza de una de las dos muejres con una lámpara. Mientras este hace un juego de luces, por que seguramente es una iluminador frustrado, la otra mujer se cubre un seno, mientras uno del público dice... ooooo. Lentamente la llorona se despide, y deja una congoja en el aire. La orgía dura y carnal se vuelve un poema suave y enplumado en menos de lo que canta un gallo.
Y asi ferozmente se apaga la luz, y las siluetas de estos cuerpos omnipresentes siguen alli. Todo terminó. Todos terminaron. Literalmente."
EL CRÍTICO OUTSIDER

Anónimo dijo...

EDUCANDO AL SOBERANO
"literalmente" se dice: eMplumado, no eNplumado.
Repetimos todos: EM PLU MA DO

Sobre el minusculo, a mi me gusto ahí. 7 (aprobado)
El doc.

adrian dijo...

no coincido con el anonimo anterior. Para mi el minusculo de la cama fue uno de los mejores de la historia...si, quizas no fue el mas "gracioso" pero para los que disfrutamos del buen teatro y de las sutilezas actorales este fue sin duda uno de los "grosos". Gracias chicos. marche un 11 para Con. Mar. Pu 2009.