17.11.08

SEX AND THE CITY PERO ACÁ NOMÁS

Por el Sr. H. P. CamachoPostal de "Trasnochadas"

Oscuridad. Risas. Ruido a llaves. Taconeos. Carcajadas femeninas. Una que se queda atrás “Esperen que voy a vomitar”. Trastabilleos y dialoguismo extra alegre.

La lámpara naranja ofrece su luz. Living. Sillón. Y tres féminas como las que uno se cruza un sábado a la madrugada. Peinados “me dejo ver el rostro”, casual jeans, vestidito de verano, biyuterí al por mayor, micro carteritas intrigantes, ojos enrojecidos por la hora o el alcohol. Una botellita de cerveza cada una, como para no desprenderse todavía del jolgorio.

Cada una con lo suyo. Luchi, Belu y Coti. Tres especímenes de catálogo.
Una tiene hambre.
Otra pregunta por la hora.
A la otra no le importa nada.
Nos preparamos para un paseo por el insólito mundo femenino.
Lo primero es descalzarse, luego hablar de otras. Ya ni se acuerdan del nombre del boliche donde desparramaron sus perfumes.
Los temas surgen como de un bolillero con “boluda” a flor de rouge.
Belu dice “¡Hace como una hora que tengo el tampón puesto!” y promueve una anécdota de Coti que combina a México, un ají picante llamado chile y un tampón con un desenlace de gran escozor íntimo.
Navegando por la temática evalúan las virtudes y desventajas del uso del adminículo para deleite de la platea femenina.
Del bolillero surge el tema de la depilación y sus variantes prácticas: cera, máquina eléctrica o track ante emergencias.
Belu se depila toda como un bebé.
“Me muero por verte”, acota Coti.
El detalle del “tiro de cola” eleva la imaginería poética con grafismo extremo.

Llega el momento de los ex novios: flacos, peludos o lampiños.

En la platea, sobre la derecha, una señora rememora su juventud a ojos cerrados o simplemente duerme plácidamente.
Luego, como en programa de cable de canal del 50 para arriba, ahondan sobre el conflictivo tema de la retención de líquidos.
Belu dice que debe descansar para llegar fresca a su trabajo.
“¿Cómo es trabajar?”, pregunta Luchi, mantenida por su papá y conflictuada por su carrera de modelo truncada por el nacimiento de su hermana.
“Las modelos sólo viven para su cuerpo”
“Como ahora”, se autopiropea Luchi.
“No estarías así si fueras modelo”
Luchi se ofende y lloriquea.

Pero continúa la biblia estrógena al ritmo de “Radios modernas”.
Uno descubre diversos focos de atención masculinos: ojos, dientes y zapatos.
Lo peorcito es zapatos negros con medias blancas o jogging con zapatos. Pero parece que lo insuperable es jogging con Kicker´s.
Infaltables las siliconas. Ninguna usa. Coti hace saltar a Luchi y admira su turgencia.
“¿Estuviste con un negro alguna vez?”
“Ay, no. Los negros son lindos en Jamaica, pero fuera de contexto no”

Y claro, de la mano llegan las incursiones sobre el mito sexual de los morochos y sus derivados.
Luchi: “Hablando de pitos. Lo vi a Manu”, que resulta ser su ex cercano. Aclara que no sintió nada al verlo.
A esto, suena el celu de Belu y se enciende la intriga: “Llamada a esta hora es sexo”. Belu lo desestima y dice que es equivocado.
Se repite la llamada y atiende ante los grititos compinches de sus amigas.
Luchi se envalentona y decide llamar a Manu, su ex.
Coti intenta disuadirla pero la otra se sale con la suya. Pero le da ocupado.
“¿Con quién estará hablando a esta hora?”, se pregunta mientras Belu mantiene una arrumacadora conversación celufónica.
Coti observa en ping pong.
Belu corta y Luchi decide llamarlo al fijo. Desde el otro lado el otro atiende y se desencadena el drama. Parece que Manu le dijo Belu a Luchi.
“¿Cómo Belu? ¿Quién es Belu?”
Y cae al fin.
“¿¿Belu es mi Belu???”
Y a Belu “¿Vos sos Belu”???
Traición.
Coti intenta mediar pero no consigue detener el drama que inunda el cauce de su amistad.
Belu tuvo historia con Manu.
Luchi se pone histérica.
Coti se pone en el medio y habla con Manu al teléfono.
“Tenés que decidirte por una, no podés seguir jugando con las dos”. Cuelga.
Silencio tenso.

“Tengo el corazón herido/el hombre que yo quiero se me va”
Y llega la canción como crema Dr. Selby a curar las heridas.
Y entonces, suena nuevamente el celu de Belu.
Chequea, se levanta y toma si mini carterita.
Y se va. “Si querés algún día podemos salir los cuatro”

Luchi llora desconsolada y Coti la consuela. No quiere saber más nada de los hombres.
Y parece que otro de sus novios también se le fue con Belu.
Se abrazan y miman.
Y ahí, Coti le avanza e intenta besarla.
“¡¿Pero qué hacés?! ¡Qué asco!! ¿A vos te gustan las minas?”
“Y…de vez en cuando”
“Yo nada que ver, no te confundas”.
“Bueno, que sé yo….tenía hambre…”


Se genera un momento escabrosísimo.
Una dolida por su amiga que la traicionó y por la otra que le manifiesta su sexualidad diferente; la otra dolida por la pelea de sus amigas y por haber confundido las señales.
Es tarde y deben dormir. Separadas, claro.
“Vos dormí tranquila en mi pieza que yo duermo en el sillón. Yo no voy a ir para nada.”

Luchi le da las buenas noches de lejos.
Coti se queda sola.
Llora.
Y apaga la luz para conciliar el sueño.

Se metieron en la piel de unas que andaban por ahí: Angelini, Caviccia y Di Cienzo.


Lo Minúsculo: La ficción y la realidad tejidas en macramé.

Lo Inesperable: Ninguna muerte salvo alguna que otra puñalada verbal.

Trivia: Diálogo entre una de las chicas y otro:

- Traenos cerveza.
- ¿Una?
- No. Tres.


Calificación: Prohibida para aquellas que se sientan identificadas.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! me mori de la risa. mal!
coti ( me llamo coti en serio)

Nestum dijo...

Pega... pega-pega... pega... pega... y los negros sacados de contexto (dos "insights" que me marcaron).

valentina dijo...

por favor hacia mucho no me divertia tanto! genial chicas...
excelentes las 3!
sigan asi!!!
saludos
val

Anónimo dijo...

Me sentí profundamente e intimamente identificada con los tres personajes.

Roberto

p.d.: que vuelva Monica a presentar

julian dijo...

muy bueno!!!! lo de los negros, el tiro de cola y "horvilleur" me mato! era como espiar a mis hermanas y a sus amigas cuando se encierran a hablar en la habitacion. geniassssssss

julian dijo...

a proposito...igual no entendi muy bien que es el tiro de cola...pero me mato el nombre!!!

Anónimo dijo...

Quiero ver a Lupe!
Lupe en la peluquería.
Lupe en el ginecólogo.
Lupe yendo a una tarotista.
Lupe sacando el carnet de conducir.
Lupe dando una conferencia de prensa para anunciar que se hace un cirugía "reparadora".
Lo que sea! Pero con Lupe.

Anónimo dijo...

la cancion fue un delirio exquisito. que bellas y talentosas.
soy fabi majore. Saludos!!!

Anónimo dijo...

a las tres... se entiende no?